Educando en Valores

educar en valoresLa educación en valores de nuestros niños y niñas es uno de los pilares fundamentales para crear seres autónomos, respetuosos y cuya relación con la realidad y el entorno que les rodea sea sana y de provecho. Educar en valores significa trasmitir a los y las peques una serie de comportamientos que asumirán como propios para el futuro y que marcarán su forma de ver la vida y sus relaciones con las demás personas

6 valores fundamentales para enseñar en la infancia

Tanto en casa como en la escuela, las personas encargadas de la educación de los niños deben tener en cuenta los valores que trasmiten como parte básica de la enseñanza. Además de los conocimientos que adquirimos en casa y que nos sirven para el día a día, el colegio es un lugar donde, durante la infancia, aprendemos a relacionarnos con los demás, a compartir, a vivir en sociedad. Muchos de los valores que obtenemos en la escuela serán imborrables en el futuro.

El valor de la empatía

Ser una persona empática significa ser capaz de comprender los sentimientos que experimentan quienes nos rodean e identificarse con ellos. Educar en la empatía ayudará a los niños a ser personas que comprenden el significado de las emociones que sienten los demás, ponerse en su lugar y, sobre todo, tener la capacidad de reaccionar ante esos sentimientos de la manera adecuada para una buena relación personal ellos.

El valor de la honestidad

La honestidad genera confianza en los demás. Si los y las peques aprenden a ser honestos consigo mismos, serlo con sus amigos, familia y el resto de las personas de su entorno, vendrá solo. Educar en la honestidad es fundamental para convertirse en un adulto que sabe diferenciar entre la verdad y la mentira y que tiene la capacidad de reconocer sus límites y errores.

El valor de la libertad

En las escuelas que se rigen por la metodología de María Monterssori, éste es uno de los valores básicos al educar a niños y niñas. Enseñarles la libertad pasa por dejarles elegir, darles voz, escuchar sus preferencias y, lo más importante, no tratar de imponerles conocimientos, comportamientos o rutinas. Ser libres nos hace más felices.

El valor de la tolerancia

Vivimos en un mundo lleno de personas diferentes. Y hay tantos tipos de personas como los hay de opiniones, formas de ser, de vivir y de pensar. La infancia es el momento idóneo para trasmitir a niños y niñas el valor de la tolerancia, tan ligado al del respeto. Sólo así comprenderán que la única forma de vivir en paz con el mundo que nos rodea es aquella en la que sepan disfrutar de la armonía que genera la tolerancia entre personas.

El valor de la cooperación

La sociedad que nos rodea gira, cada vez más, en torno a la competitividad. Es necesario enseñar a nuestros niños y niñas que la competitividad desmedida, sin objetivos y sin conocer sus límites, no genera más que frustraciones. En su lugar, tratad de inculcar en ellos el valor de la cooperación. Querer ser bueno en algo al tiempo que ayudas a los y las demás a que también lo sean es la manera más satisfactoria de progresar.

El valor del respeto

Tal vez el más importante de los valores y en el que tiene cabida todo lo demás. Los niños y niñas han de aprender a ser respetuosos con el entorno y las personas que les rodean. Así comprenderán que hay que darle la importancia que cada persona, cosa, cada lugar y cada ser vivo merece.

Compartir esta noticia:
Facebook Twitter Delicious Email

Etiquetas:

Sara Luque Grupo Alventus Artículo creado por

Sara Luque

Complementa su profesión de Periodista con estudios en guión cinematográfico y escritura creativa. Experta en igualdad de género, viajera y entusiasta de la lengua inglesa. En constante aprendizaje.