El día del libro libre

Alventus

libro-letras
Ahora que se acerca el día del libro, es un buen momento para realizar proyectos de fomento de la cultura literaria entre los más pequeños. Para salirnos del típico mercadillo o intercambio de libros os presentamos varios proyectos que pueden servirnos de guía para fomentar el acceso a la cultura gratuita en nuestros centros educativos.

Una librería gratuita

¿Podemos acceder a la cultura literaria de forma gratuita? ¿Cómo fomentar en el colegio esta actitud? Aquí tenemos un ejemplo, os presentamos los libros libres.

Dicho proyecto es una iniciativa de la ONG Grupo 2030 para promover el acceso gratuito a la cultura. Lo gestionan unos voluntarios que inauguraron la librería Libros Libres en 2012 en el barrio madrileño de Chamberí (Covarrubias, 7, bajo derecha).

¿Cómo funciona?

Como afirman en su página web cada persona que entre en la librería podrá llevarse de manera gratuita “todos los libros que quepan en sus bolsillos”. Los libros han salido de donaciones de los usuarios de la librería, de editoriales (en sus agradecimientos podéis ver los colaboradores) y de personas, realizadas de forma altruista que quieren que el proyecto sobreviva.

¿Y el truco?

Los usuarios de la librería pueden hacerse socios con una cuota de 12 euros al año (lo que cuesta ahora medio libro) pero como afirma Alejandro de León en una entrevista concedida el 3 de octubre a El Viajero del País, “aquí los suscriptores no tienen ninguna ventaja sobre los no suscriptores. Los que no puedan permitirse pagar la suscripción, pueden venir igualmente” y por supuesto como se reitera en la página web, disfrutar de todos los libros.

Pero sí existe un truco, todos los libros que llegan a dicha librería se les pone un sello: “este libro es libre, ni se compra ni se vende”,  por lo que si algún día nos encontramos con un libro con el sello, ya sabemos lo que hacer; compartirlo con el resto de personas para fomentar el acceso gratuito a la cultura.

Otros proyectos: el Book Crossing

En Estados Unidos se está llevando un proyecto similar llamado The Book Thing of Baltimore del que se han inspirado varios centros autogestionados de toda la geografía española. También existe el mundialmente conocido Book Crossing, cuya diferencia estriba en que no se cuenta con un lugar fijo donde dejar los libros sino que cada lector elije un lugar en el que dejarlo para que otra persona pueda cogerlo y disfrutar de él. Además los libros se registran en la página web para que todos los usuarios que lean dicho ejemplar puedan mantenerse interconectados, también los usuarios pueden dar pistas sobre el lugar en el que han dejado el libro.

El book crossing surgió en el siglo XX, actualmente hay unos 10 millones de ejemplares registrados en todo el mundo, en España existen unos 1300 libros de este tipo. Si queréis conocerlo en profundidad, aquí os dejo su web.

Tras leer el artículo…

¿Os animáis a llevar alguna de estas iniciativas a cabo? ¿Os habéis inspirado y pensado en una iniciativa propia? Nos encantaría saber vuestras impresiones.

 

Ir arriba